Deja un comentario

Del lápiz a la calle

De un coche, de una camiseta, de un cuadro, de una calle, de una cara, de una foto, de mil cosas, pero todos alguna vez nos hemos quedado prendados por algo nada más verlo.

Milésimas de segundo en las que nuestro cerebro es capaz de dejar de lado todo lo demás para que pongamos todos nuestros sentidos sobre lo novedoso que tanto nos llama la atención. A los pocos segundos puede que directamente nos hayamos olvidado y alguna vez ese momento lo recordemos para toda la vida. Pero pocas cosas nos despiertan tantas ilusiones como la primera vez que un fallero ve un boceto de falla.

Colores sobre una cartulina, rayas que se sobreponen la una a la otra, césped hecho con ordenador… cosas insignificantes si las observamos independientemente, pero que si las juntamos nos hacen avanzar en el tiempo varios meses y poner esos ninots pintados con acuarelas en medio de la calle.

Por mucho que la gente se empeñe en intentar hacernos ver dónde está el principio y el final de un nuevo año fallero, es bastante difícil encontrar ese escalón. La Cremà, l´Apuntà, la elección de presidente, la aprobación del presupuesto… ¿Cuándo se deja de trabajar para cerrar un ejercicio y cuando para empezar otro? Lo que sí que está claro es que en el momento en que una comisión le da el visto bueno al boceto, la maquinaria empieza a engranarse y las piezas trabajan a pleno rendimiento.

Una cartulina donde todos los falleros depositan sus esperanzas, sus miedos, sus ganas de pelear y en la que el artista (sea la primera vez que presenta ese boceto o la décima)  ha puesto todo su esfuerzo, para gustar, para gustarse. Pocas cosas despiertan tantas cosas y a la vez tan distintas dentro de una persona como ese dibujo que vemos por primera vez en el mes de mayo.

Nunca he tenido la tentación y creo que nunca la tendré de sentarme delante de un folio y empezar a dibujar algo que meses más tarde acabará convertido en cenizas, pero haciendo un gran esfuerzo puedo imaginar ese momento. Ninots que cambian de posición, borrones, cambios de colores a última hora, papelera llena y al final y tras horas de sueño intentando buscar la composición acertada, satisfacción. En ese momento en el que un artista termina su trabajo, nacen todas sus esperanzas dentro de esa carpeta que horas después dormirá en algún casal. La misma carpeta que una vez abierta despierta en algún fallero la obligación de convertir  lo que en ese momento es un sueño en una realidad.

Para los enamorados del monumento el momento en el que la última pieza del remate encaja a la perfección es lo máximo, la razón de todo lo que se ha pasado a lo largo del año, pero ¿no creéis que lo realmente importante es elegir bien el boceto? Lo de la elección de artista es un punto y aparte y depende de varias cosas (queda pendiente). Así que démosle realmente la importancia que se merece al trabajo con el que todo taller empieza a desarrollar una falla. No nos limitemos a preguntar por el presupuesto ni a interesarnos únicamente por la altura total o la cantidad de ninots.

Observemos, discutamos y sobretodo lleguemos a un acuerdo entre las dos partes (artista y comisión) y desde ese instante trabajemos para que la noche del 15 de marzo podamos tener esas piezas, que ahora no son más que simples rayas, en las calles. Pocas cosas hacen sentirse más orgulloso a un fallero, que ver un monumento del que tu también has sido “padre” convertido en cenizas la noche de la Cremà.

Por cierto, la última vez que me quedé observando algo sin importarme lo que había a mi alrededor fue un 16 de marzo al encontrarme a Leonardo Da Vinci mirando al Turia.

¿Y tú?

 

Escrito por: Carlos Campillo Cuartero (@c_campillo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: