Deja un comentario

Renovarse o seguir

Llega el camarero y todavía no tienes claro si quieres paella o ensalada de pollo, que según lo que puedes ver en la mesa de al lado, tiene muy buena pinta. Una decisión nada trascendental pero que por 1 minuto te hace dudar sobre que elegir. A lo largo del día debemos tomar muchas más decisiones de las que creemos. Coger chaqueta o jugártela en mangas de camisa. Medio o bocadillo entero para almorzar. Llamar o mandar un mail (whatsap también vale) Levante o Las Provincias… y así hasta que llega la noche y nos entra la duda entre El Hormiguero o El Intermedio.

Muchas decisiones a lo largo del día que se multiplican por 365 al final del año y  que, precisamente ahora, también debemos tomar dentro de cada una de las comisiones  que forman la gran familia fallera. No me refiero a continuar con los mismos artistas o probar nueva aventura. Me refiero a una decisión más personal y que normalmente suele ser tomada con la ayuda de los más íntimos e incluso familiares. ¿Seguimos con el mismo presidente o nos adentramos en un nuevo reto? Realmente no es una decisión de la comisión, a no ser que haya más de un candidato y entonces, en algunos casos, sí que es la mayoría quien tiene la última palabra.

No os hablaré de esos momentos de duda, ya que nunca los he vivido, para eso hay que ser presidente. Lo que si que os puedo decir es que en estos días en la mayoría de los casales se hacen la misma pregunta: ¿renovarse o seguir? En cada caso encontraremos distintas opiniones y muchos argumentos para elegir entre alguna de las dos opciones, pero en todas, sea cual sea la decisión, la actitud de la gente es la misma. Compromiso.

Es posible que el máximo representante debute o por el contrario lleve más de 15 años, pero todos los ejercicios, los falleros, durante estos días, nos involucramos de una manera distinta a la que lo hacemos el resto del año. Nacen ideas, nuevos proyectos y siempre mirando hacia lo más alto, intentando superar lo vivido hasta ahora, aunque en ocasiones no sea fácil. Existen muchas ganas de trabajar, se olvidan los malos momentos (en todas las casas cuecen habas, no nos engañemos) y por unos días, incluso semanas se empuja hacía la misma dirección. Aunque no exista un cambio drástico en la junta directiva y supuestamente todo continúe igual, las ganas de trabajar por mejorar nacen año tras año.

Puede que en unos días, meses en el mejor de los casos, esa intensidad empiece a disminuir, por eso debemos aprovechar esa inercia y cazar al vuelo todas las ideas y los propósitos que cada uno está dispuesto a aportar. Muchos no se llevarán a cabo, alguno se dejará aparcado para siguientes ejercicios, pero de todos ellos se pueden extraer ideas para crecer.  Dejemos que todos aporten, sea nuevo o veterano, no todo vale, pero si de todo se puede aprender.

Son semanas de inicio, de ir colocando cada cosa en su sitio, pero sobretodo, son días para marcar el camino que debemos tomar para llegar de la mejor manera posible al 19 de marzo. Vosotros que vais a hacer ¿renovarse o seguir? De momento lo mejor que podemos hacer es trabajar y empezar con ganas que el camino es más corto de lo que parece.

Articulo: Carlos Campillo (c_campillo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: